Un enfoque seguro, suave y efectivo.

Image

La osteopatía reconoce las tensiones tan particulares que sufren los niños en el cuerpo a medida que crecen y tiene distintos enfoques para trabajar en cada etapa de su desarrollo.

Los niños son muy activos y experimentan diferentes tipos de tensión, desde el trauma del nacimiento, las diversas caídas y accidentes comunes en los primeros años, hasta el crecimiento acelerado de la adolescencia, enfermedades o lesiones deportivas. Estos pueden interferir con su desarrollo normal y provocar rigidez o dolor en determinadas partes del cuerpo.

Cada niño es diferente, por lo que el osteópata hará una evaluación individual y trabajará contigo para planificar el mejor camino a seguir para tus hijos. Esto implica un realizar un historial clínico y una examinación exhaustiva (biomecánica, visceral, neurológica, etc), y se podrá recomendar acudir a otro profesional de la salud, en caso de ser necesario. El tratamiento en sí es muy suave a medida que tu osteópata ayuda a aliviar las tensiones encontradas.

Condiciones comunes tratadas:

  • Cólico.
  • Reflujo.
  • Indigestión.
  • Rigidez en el cuello.
  • Problemas de alimentación.
  • Síndrome de cabeza plana.
  • Infecciones del oído.
  • Asma.
  • Curvatura y postura de la columna.
  • Dolores por el crecimiento.
  • Efectos por parálisis cerebral.
  • Displasia del desarrollo de las caderas o "caderas que suenan"

Tenemos un gran éxito tratando estas condiciones. No dudes en contactarnos al número 680 357836 o puedes utilizar el formulario de contacto y te contactaremos para ofrecerte toda la información que desees recibir. También puedes visitar nuestra página de Instagram @clinicaosteozenia para más información, videos y fotos del tratamiento.