Aproximadamente el 80% de la población experimenta dolor de espalda.

Image

¿Quién sufre de dolor lumbar? Independientemente de la edad o el género, aproximadamente el 80% de la población experimenta dolor de espalda. Algunas de las causas son:

  • Técnicas incorrectas de levantamiento.
  • Estilo de vida sedentario.
  • Lesiones previas.
  • Mala postura.
  • Escoliosis.
  • El embarazo.
  • Falta de tono muscular o movilidad.
  • Problemas de cadera, rodilla o pie que llegan afectar a la región lumbar.

La ciática es la irritación del nervio ciático y suele provocar dolor lumbar, glúteo y pierna. La gravedad puede variar desde un dolor leve hasta un dolor incapacitante y los síntomas pueden ser constantes o intermitentes según la hora del día y las actividades.

El osteópata realizará un examen completo para determinar la causa subyacente de la ciática y tratar las articulaciones, músculos, ligamentos o tendones relacionados para reducir la presión sobre el nervio ciático. La ciática a menudo puede resolverse rápidamente con el cuidado adecuado.

Manejando el dolor de espalda

Muchas personas con dolor de espalda piensan que deberían evitar el ejercicio en caso de que empeoren. Sin embargo, la inactividad a menudo retrasa la recuperación y se ha comprobado que el ejercicio regular acelera la solución del problema en la mayoría de los casos. Se recomienda hablar con un profesional de la salud sobre qué tipo de ejercicio es mejor para cada lesión antes de comenzar.

Aquí hay algunas sugerencias de actividades que pueden ser útiles para quienes sufren de dolor de espalda:

  • Natación: El estilo libre y de espalda son los más fáciles para estos casos.
  • Aquaerobics o jogging acuático: hacer ejercicio en el agua es fantástico para desarrollar el tono muscular y la movilidad, evitando cualquier impacto en las articulaciones.
  • Caminar: Es aconsejable elegir zapatos cómodos, bajos y con suelas acolchadas. Puedes empezar con una caminata corta y aumentar el ritmo poco a poco. El terreno plano es más fácil para la espalda que las zonas montañosas o ásperas.
  • Yoga: las posturas del yoga tienen como objetivo mejorar la flexibilidad, la fuerza, la circulación, el bienestar y reducir el estrés.
  • T'ai chi: Es un antiguo arte marcial chino que implica movimientos lentos y decididos. Estos movimientos logran el control muscular del cuerpo.
  • Pilates: Fortalece los músculos centrales del cuerpo para obtener estabilización y control de todo el cuerpo. Es importante utilizar la técnica correcta, así que es necesario el asesoramiento profesional antes de comenzar.

En Osteozenia tenemos profesionales que pueden trabajar contigo de forma individual o en grupos pequeños. Consulta nuestra sección de "Contacto" y podrás recibir más información.